<img height="1" width="1" style="display:none;" alt="" src="https://dc.ads.linkedin.com/collect/?pid=1007900&amp;fmt=gif">
de | en

Blog de LEAD Innovation

Lea nuestros últimos artículos sobre gestión de la innovación y la innovación en una amplia gama de industrias.

fecha: 11-nov-2019
Publicado por: Michael PUTZ

Elon Musk y el futuro de la interfaz cerebro-máquina

Elon Musk ha tenido mucho que ofrecer en los últimos 25 años, incluyendo un banco en línea, tejas solares, una máquina tuneladora, un coche eléctrico, un cohete reutilizable e incluso un coche eléctrico disparado al espacio con un cohete. El empresario causó recientemente otra sensación en San Francisco con el lanzamiento de su interfaz cerebro-máquina Neuralink. En este artículo puede leer de qué se trata esta innovadora tecnología.

Campos de aplicación de la tecnología Neuralink

Las interfaces cerebro-máquina (IMC) son prometedoras para la restauración de la función sensorial y motora y el tratamiento de los trastornos neurológicos. Sin embargo, el IMC clínico aún no está generalizado, en parte porque los anchos de banda modestos limitan su potencial.

Aquí es exactamente donde entra en juego la start-up Neuralink fundada por Elon Musk en 2017. La empresa desarrolla interfaces cerebro-máquina con un ancho de banda extremadamente alto para conectar personas y ordenadores. Además, se espera que el impacto potencial de esta interfaz cerebro-computadora en el tejido cerebral circundante sea menor que el de las tecnologías actualmente en uso.

En cuanto a los objetivos concretos, el enfoque inicial se centra en las aplicaciones médicas. Neuralink tiene la intención de lanzar un producto para su uso en ciertas lesiones cerebrales graves (accidente cerebrovascular, lesión por cáncer, daño cerebral congénito) ya en 2021. Otras aplicaciones potenciales están destinadas a apoyar las deficiencias visuales, auditivas u otras deficiencias sensoriales y motoras.

Innovation Check

 

Ensayos clínicos en humanos previstos para 2020

Según el presidente de Neuralink, Max Hodak, la compañía planea iniciar ensayos clínicos en humanos ya el año próximo. El objetivo de los estudios es perforar cuatro orificios de 8 mm en los cráneos de los pacientes paralizados e insertar implantes que les permitan controlar los ordenadores y los teléfonos inteligentes con sus pensamientos.

La empresa ya ha realizado pruebas con monos y ratas. Por ejemplo, un mono ya era capaz de controlar una computadora con su cerebro. "Muchos lo han descartado por imposible", dice Hodak. "En los próximos diez años se producirán importantes avances en este ámbito que deberán tomarse en serio.

 

Cómo funciona la interfaz hombre-máquina Neuralink

La interfaz Neuralink consiste en "hilos" de electrodos finos y flexibles y un sensor de ocho milímetros colocado en el cerebro. Los filamentos están unidos al sensor y están diseñados para detectar, registrar y transmitir la actividad de las células nerviosas al sensor. A su vez, el sensor envía las señales a través de Bluetooth a un receptor alimentado por batería, que se encuentra en la parte exterior de la cabeza, detrás de la oreja. Desde allí, la información se envía a un ordenador. Así es como Elon Musk describe el funcionamiento futuro de BIM en su presentación del 17 de julio de 2019.

implantat-neuralink-sensor

Fuente: presentación del Neuralink

El streaming de datos con todo el ancho de banda del dispositivo y la grabación simultánea de todos los canales es posible con un cable USB-C. Este sistema ha alcanzado un rendimiento máximo de hasta el 85,5 por ciento con electrodos implantados de forma permanente. Por lo tanto, el enfoque de Neuralink ofrece una enorme densidad de empaque y escalabilidad.

 

Implantación con Robot de Inserción

Para la implantación, Neuralink ha desarrollado un robot neuroquirúrgico que coloca el sensor y los electrodos como una "máquina de coser". Con el fin de evitar lesiones en los vasos superficiales y para apuntar a regiones específicas del cerebro, cada hilo se inserta individualmente en el cerebro con una precisión de micrómetros.

roboter-neuralink

El insertador de electrodos de robot: A. cartucho de pinza de aguja, B. sensor de posición cerebral, C. módulos de luz, D. motor de aguja, E. Cámara enfocada en la aguja, F. Cámara con vista gran angular del campo operatorio, G. Cámaras estereoscópicas. Fuente: Documentación técnica Neuralink

 

La inserción implica implantar suturas increíblemente delgadas (entre 4 y 6 μm), aproximadamente un tercio del diámetro del cabello humano más delgado, en lo profundo del tejido cerebral de una persona. El robot puede implantar seis roscas (192 electrodos) por minuto.

neuralink-implantieren-mit-roboter

Implantación de las suturas con el robot, Documentación tecnica Neuralink

 

Bajo la dirección de un neurocirujano, el robot ya ha implantado los electrodos finos en 19 ratas. En el 87 por ciento de los casos, esto se logró correctamente. Durante una primera demostración frente a un reportero, la puesta en marcha mostró que era capaz de registrar la actividad cerebral de una rata a través de miles de pequeños electrodos que fueron implantados quirúrgicamente junto a las neuronas y sinapsis del animal.

usb-ratte-neuralink

A: Superficie cortical con suturas implantadas y sangrado mínimo B: Dispositivo sensor implantado „System B“, Fuente: Documentatión tecnica Neuralink

 

Interfaz de computadora cerebral contra el dictador de la IA

En los últimos años, Musk ha hablado repetidamente de la necesidad de crear una interfaz cerebro-computadora para detener el crecimiento de la inteligencia artificial super inteligente. Por lo tanto, a largo plazo, según Elon Musk, Neuralink trata de encontrar una forma de lograr una especie de simbiosis con la inteligencia artificial.

Ya en septiembre de 2016 Musk declaró que una "simbiosis humana de la IA" ayudaría a democratizar la IA. Los seres humanos deben fusionarse con la inteligencia artificial para evitar la adopción de la inteligencia artificial. En el documental "Do You Trust This Computer" (¿Confías en esta computadora?) Musk enfatizó: "La IA podría ser usada para crear un dictador inmortal del que nunca podríamos escapar.

"Creo que si podemos fusionarnos con la I.A. mejorando la conexión neuronal entre tu corteza y tu extensión digital de ti mismo, que ya, como dije, ya existe, sólo tiene un problema de ancho de banda. Y entonces, efectivamente, te conviertes en un simbionte humano de la Inteligencia Artificial. Y si eso es generalizado, con cualquiera que lo quiera puede tenerlo, entonces resolvemos el problema del control también, no tenemos que preocuparnos por algún malvado dictador A.I. porque somos el A.I. colectivamente".

Elon Musk

 

Conclusión: interfaz cerebro-máquina

Neuralink se fija metas altas - probablemente más altas que cualquier otra compañía Musk anterior. La tecnología es extremadamente prometedora para aplicaciones médicas si funciona: Una conexión cerebral con un gran ancho de banda que se implanta a través de una operación robótica. La esperanza es que los resultados sean mejores y más precisos que en experimentos anteriores con interfaces cerebro-máquina.

Chequeo de la innovación

Michael PUTZ

Born in the Salzkammergut. After working for Shell and Porsche, he concentrated on innovation management as a study assistant at the Innovation Department of the Vienna University of Economics and Business Administration. In 2003 he founded LEAD Innovation and manages the company as Managing Partner. Lectures at MIT, in front of companies like Google or NASA.

Sie möchten mit uns zusammenarbeiten?

Gerne beraten wir Sie über eine mögliche Zusammenarbeit, um Ihr Innovationsmanagement zukunftssicher zu gestalten.

Contact us